jueves, 12 de marzo de 2009

Necesito días de 48 horas, o aprender a organizar mi tiempo, tal vez dejar de procrastinar para hacer todo lo que debo hacer, por lo general los fines de semana son los únicos días que tengo para descansar y eso significa que no me levantaré sino pasadas las 11:30 am. Sí, me encanta dormir y eso no se me va a quitar nunca.

Entonces llega un momento del fin de semana que está asignado a poner un poco en orden la vida, pero al ver que eso es prácticamente imposible, me limito a poner orden en mi cuarto (tarea de nunca acabar) y durante el último año en el cuarto de estudio (me tocó mudarme de la comodidad de mi habitación a ese cuarto frío hasta conseguir un cable de red kilométrico).

Me decidí un domingo aburrido arreglar el estudio y lo que pensé que duraría máximo 45 minutos tomo mucho tiempo más, no tanto por la cantidad de polvo u objetos que estaban fuera de lugar sino por la cantidad de recuerdos que cada uno traía, en general había dos cd's de El Retorno, unas 30 hojas de impresiones de trabajos que nunca entregué, full polvo y dos sobres, de papel periódico... La historia a continuación.


Las cartas

Érase una vez una estudiante universitaria que hacía prácticas en el área de sistemas de una importante empresa, ella solo mantenía contacto con los compañeros de su área y por nada del mundo con personal de otros departamentos, más por timidez que por alguna otra razón.
Una fría tarde y por motivos de trabajo no pudo salir a la hora habitual (5pm), cumplía ella con sus responsabilidades cuando se acercó un señor encargado de la limpieza (a quien llamaremos Don Luchito) con un sobre en la mano: de parte de Auditoria. La estudiante casi se va de espaldas del susto, solo pensaba en un Qué hice? muy nerviosa ella esperó a que Don Luchito se retire para poder abrir el sobre, en esos momentos ella no pensaba en nada más que en el contenido de la carta, que decía más o menos así:

Hola como estás, no sé cómo comenzar todo esto pero desde que te vi no he dejado de hacerlo... Eres todo lo que busco en una mujer y espero conocerte, no te asustes con estas cartas. Tu admirador. P (Bueno en realidad no era P pero necesitamos proteger su identidad.)
WTF!!! La estudiante solo atinó a reír... abrió los ojos, y vio el sobre de la carta, y luego vio el papel de la carta, la impresión y el contenido. Prosiguió entonces a la investigación del origen de dicho documento. No fue nada difícil, de hecho. La ecuación básicamente se basaba en:

P + Auditoría + Estudiante de sistemas + ctrl+F = VOILÁ!

El señor respondía al nombre de Pedro, pero la chica no lo ubicaba, así que consultó a sus compañeros que ya llevaban más tiempo en la empresa. Al día siguiente, en el almuerzo, uno de ellos dijo: Es él! el de camisa blanca y chaleco a cuadros! Y como era de esperar, todos empezaron a hacer algarabía, hasta que el individuo en cuestión se dio cuenta de había sido descubierto.

Al día siguiente, nueva carta "anónima", traida por Don Luchito. La chica no se molestó en leerla, de hecho le dio a una compañera para que se encargue del menester, mientras el resto de compañeros se reunían alrededor de ella (la compañera) y ella la leía en voz alta.

Hola, sé que no te conozco y tú tampoco a mí, pero la intención de esta carta es conocerte en algún momento. Ya me dí cuenta que no puedo ocultar mi anonimato, me gustó almorzar frente a ti en la cafetería. Estás casada? Tienes novio? Mi número es el 0xxxxxxx
Basta, pare de contar. La chica jamás le respondió. No sabía que sentir, si pena (por la timidez del man y la presentación de sus cartas), admiración (porque se atrevió a escribirle) o qué. El punto es que con el silencio el muchacho entendió el rechazo, ahora cada uno finge demencia cuando siente la presencia del otro.

Conclusiones:
  1. A la nat no le gustan las cartas anónimas.
  2. Si a alguien se le ocurre mandarle una carta, por favor tómese la molestia de PREOCUPARSE UN POQUITO por la PRESENTACIÓN.
  3. No sean lanzados y den el número de una, o sea hasta un poco de misterio debe haber no?
  4. Si la hora del almuerzo es la única oportunidad de estar cerca de ella, no le claven la mirada toda la santa hora. Es acosador.
  5. Mentiroso. No la conoce y ya dice que es perfecta? WTF!
  6. No es digno de admiración por el simple hecho de que no dio la cara para acercarse, Si ella no me habla entonces no pasa nada conmigo porque era anónimo, nadie se va a enterar. Dónde está el riesgo???
  7. Si les falló el plan no le echen la culpa a Don Luchito.
Por favor caballeritos... sean caballeritos y salgan de lo común.

Soundtrack: Tu letra podré acariciar - Alejandro Sanz (WTF!)

7 comentarios:

Carlos dijo...

Gracias por los tips ;)

Supongo aplican para las mujeres en general, verdad?

Saludos Nat.

P.D. Debe ser feo que a uno le hagan 'la foca' en el comedor jajaja

Virus dijo...

Verás, con eso de que te hagan la foca y te vean morbosamente tengo una historia cague, que te contaré en otro momento, jaja.

En todo caso, TODO es culpa de Don Luchito.

Y por cierto... Me muero de curiosidad por ver la presentación de esas cartas, joooooojo!

Un abrazo!

jimbuho dijo...

Jaja, recuerdo que en cosas de ese tipo uno pecaba en el colegio. Pero lógicamente habia un cierto cuidado en la cartita, en la letra, en la forma de hacerla llegar (en la mitad de un libro que siempre leia en la biblioteca p.e), siempre resultaba de fantasía hacer detallitos de ese tipo antes de un momento real y bonito. Pero en ciertas ocaciones uno aprende que preferiblemente llegar a la gente de forma directa, pero a la vez sin perder la magia, dá mejores resultados. Recordé una serie graciosa "Clarisa lo explica todo", mmm veamos como quedaría en tu caso mmm: "Natalia lo enreda todo" jaja, have a nice day.

El Trasgo dijo...

Hola,
A los tiempos que puedo pasar por acá. Que historia mas cague de risa. Sabes, en las oficinas se viven mil historias como esta. Recuerdo que a mi mejor amiga (cuando trabajabamos en LEE) hasta peluches le enviaban, con olorosos perfumes. El ahuevamiento y nerviosismo te puede hacer que hagas estupideces como las de presentarte por carta.

SAludos!

El Sebas dijo...

es toda una nota eso del aproach y las cartas, ponte nunca aprendí a hacer los doblados pintones y cuando me mandaban de esas tenía que pedirles a mis amigas a que acoliten a redoblar y bueno los art attacks no son mi fuerte, la lirica me fluía full en mi época adolescente, de eso comía en los recreos, había pa cumpleaños, declaraciones, reconciliaciones y así...... no te leía desde el disquín y déjeme decirle que están alhajas sus posts, la Mafalda es el tipo de niña que uno mataría por engendrar, claro con que a uno no le mate a preguntas jaja y me gustaría apuntarme a alguna reunión de twitteros algún ratin... Buena semana

natyva dijo...

Carlos: bueno no sé si para todas las mujeres, hablo del caso específico de la practicante... que es medio rara... jaja.

Virus: en la historia intervienes tú? cuál fue tu papel? jeje... Oye no pobre Don Luchito es buen dato.

Jimbuho: las cartitas de la escuela/colegio son priceless.. yo también escribía full y hacía cosas que ahora me parecen horrorosas...

El Trasgo: ve! a los años!!! Es verdad, uno deja de pensar cuando alguien le sorprende full, parece..

El Sebas: yo ya he perdido práctica en esas cosas de Love Is In The Air... Ah! reuniones 2.0 tenemos full todavía, así que te irás enterando oportunamente via twitter. Saludos!!!

krolita dijo...

Jeje me ha parecido graciosa la "forma de llegarte al corazón" del Anónimo, supongo que habrán mujeres que mueran por ese tipo de cosas, pero suena a muy de secundaria.

En todo caso, es chévere a veces encontrarse con esos recuerdos cuando una organiza el cuarto... yo hasta me dí el trabajo de clasificar los recuerdos y las cosas por cajas con nombre.

Suerte Nati :D!!

 

Copyright 2010 nat.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.