viernes, 30 de julio de 2010

Seis meses, sueldo bajo, mucho por aprender, mucho por conocer, mucho por sacrificar.

Hoy terminó otra historia en una de las mejores firmas, cuyo nombre no voy a decir. Me sentí identificada, sí, pero mis objetivos a futuro no incluyen vivir dependiendo toda la vida de mis "papis" mientras me gasto el poco dinero que gano en farras y ropa de lujo y apariencias. Supongo que habría durado más si ya tuviera un carro, un título, ningún deseo de seguir estudiando y una casa cerca de la ciudad. Lastimosamente no tengo nada de eso y muy seguramente fue por eso mismo que  sí me dolía estar más del tiempo que debía, que me pagaban, trabajando. Esfuerzos no reconocidos y algunas  veces llamadas de atención o malas caras por x motivos.

Me dijeron que son una "valida", una hippie, que seguramente me quería ir porque todavía no entendía el concepto de trabajo, que estar todo el día en la oficina es lo normal y que debo acostumbrarme. No, no es así. Me cansé de ser tratada injustamente. Jamás me comprometería a renunciar a seguir creciendo en otros aspectos que no sean los profesionales. No soy una valida. Simplemente tengo prioridades que atender y si algo aprendí de ese lugar es que de ahora en adelante quiero que se reconozca mi esfuerzo.

Llámenme ingrata, resiéntanse, enójense, actuen pedantemente. I don't care. Yo hice lo que consideré lo correcto. Mi conciencia está tranquila y mi camino está trazado.


That's it.

5 comentarios:

Tuchis dijo...

Chao hasta mañana

Ricardo Astrauskas dijo...

Cool, ojala pueda yo decir lo mismo en 6 meses y no quede vinculado al sistema

Mono dijo...

Me gusta.



Felicitaciones.

CÉSAR IGNACIO, RMX-7 SÚPER MEJORADO, LÍDER DE LA PARTIDA HUMANA dijo...

Nat, a veces de un gran número de posibles talentos las compañías eligen un grupo reducido para fines de carrera, los problemas que les presentan a los practicantes o postores, como se llamen, muchas veces se los ponen adrede para ver su capacidad de resistencia y asimilamiento.

Ya ves que la vida es dura, el esfuerzo es de toda una vida, no del momento, a veces el ascenso llega después de mucho sacrificio y por lo general las empresas no dirigen felicitaciones más que para los que están adentro. Creo que si te hicieron malos ratos a veces es porque te estaban probando y querían ver tus respuestas, en este caso la paciencia y la comprensión del momento tragándose injusticias, pero develando la verdad, es lo más prudente si se quiere llegar lejos.

Vas a tener que acostumbrarte a los horarios y rigurocidades de las empresas, ya sabes que en la universidad se estudia para trabajar en empresas ó para crear una propia.

Mientras lo segundo no suceda debes tener un modo de autolimpieza cuando llegues a casa, la pintura, tocar un instrumento, algo que te desestrese y ayude a seguir en la lucha.

Te deseo suerte y ten éxito, recuerda que debes ser paciente SIN LÍMITES reprimiendo el mal humor.

A mí me pasa mucho cuando encuentro trabajo, la diferencia es que yo no quiero acentarme en Perú, pero tengo objetivos y el dinero vale, por eso me demoré tanto en salir.

Te saludo y siempre avanzando!

César Ignacio.

alvin_truchadas dijo...

Si te dijeron lo que dices que te dijeron

("valida", una hippie, que seguramente me quería ir porque etc, etc)

pues que bueno que les hayas dejado con su trabajo... y si tienes ya tu camino trazado no dejes que nada ni nadie se te crucen en el camino... caerás posiblemente pero siempre te levantaras ;-)

 

Copyright 2010 nat.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.