domingo, 21 de marzo de 2010

Dicen que cuando te casas con una persona te casas con toda su familia... No, no me voy a casar. Pero hoy tuve el agrado de conocerle a la familia de novio (pelado, enamorado, medio limón, etc.) y confesaré que sí estaba nerviosa. Me imaginé la típica película de que todo sale mal, desde cambiarles los nombres a los miembros de la familia hasta mandar a volar ese langostino que te pusieron en el plato, regar el vino, intentar arreglar y terminar arruinando todo un poco más. Pero no, no sucedió eso, me llevé una muy buena impresión de todos, estuve bastante tímida eso sí, pero después de todo hasta me acerqué aunque sea un poco a los sobrinos (yo, tan aficionada a los nenes), bromas, pregunta, respuesta, pregunta, respuesta, pregunta, pregunta, respuesta, langostinos que no volaron a ningún lado, vino... y nada más. 

Lo bueno es que después me enteré que no he sido la única que necesitaba valium, sino novio y  mamá de novio también. 


JA!

3 comentarios:

Jimmy dijo...

Jajajaja que cague... menos mal no paso nada. Antes a mi, nunca me ha tocada dar la cara, pero tengo la sensacion que muy pronto tendre que darla... y estare igual de nervioso, pero bueno que sea lo que sea.

Saludos

De color azul... dijo...

Muy divertido el encuentro que relatas con la familia de tú novio, enamorado, pelado jiji... =D

Saludos.

Tuchis dijo...

Recién???? jajajaja

 

Copyright 2010 nat.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.