jueves, 18 de diciembre de 2008

Te das cuenta que quieres dejar tu trabajo cuando:

1. Te interesa más el dinero que las ganas de aprender.
2. El dinero que te pagan no vale las horas que estás ahí.
3. El ambiente es incómodo, casi insoportable.
4. Quien te dirige no te guía como debería, te desmotiva.
5. Terminas sabiendo todo a medias con tal de que salga lo que quieren.
6. No sabes lo que quieren y tienes que estar adivinando, para luego cambiar cuando se decidan qué es lo que quieren.
7. Tus panas ganan más que tú, aprenden y están las horas que deben.
8. Todo el mundo te recalca que la empresa donde trabajas es "negrera".
9. Llegas a la oficina y en lo único que piensas es en salir de ahí.
10. Llegas a tu casa y solo piensas en dormir.
11. Estás inservible hasta las 10.30 de la mañana porque te amaneciste haciendo un trabajo de la u.
12. Te ven la cara de pendejo(a).
13. Algunas personas ya no son el ejemplo a seguir.
14. No te ves el resto de tu vida haciendo lo que haces ahora.
15. Tienes miedo cuando tu jefe te llama, porque tal vez volviste a hacer algo mal.
16. Pierdes la beca en la u, por dedicarle tiempo a tus obligaciones laborales.
17. Cuentas los días para que cumplas el año y te la saques.
18. Piensas que ese tiempo que estás en la oficina podrías estar: descansando, haciendo ejercicios, cumpliendo con la universidad, pasando con tu familia, pasando con tus amigos.


En fin, así me siento ahora. Seguro que estoy errando en algunas de las apreciaciones anteriores. Se aceptan jalones de orejas.

4 comentarios:

Coca dijo...

La razón fundamental para dejar un trabajo es que no te haga feliz, de ahi se desprenderan mil y una.. si este trabajo ya no te hace feliz, dejalo y busca uno donde si.

mauflagrum dijo...

ya eres parte del sistema, pero trankila, que todos algún rato lo seremos!

andrescontilde dijo...

te entiendo totalmente... no te imaginas ... cualquier rato veámonos para hablar del tema...

Qué bestia ... pusiste en palabras muchas de las cosas que siento ahora... qué loco!!

krolita dijo...

Qué va!!! Jalones de oreja no hay porque tienes toda la razón. Así mismo es cuando uno se funde en el trabajo y deja de ser productivo.

 

Copyright 2010 nat.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.