viernes, 26 de agosto de 2011

En un mundo paralelo el 23 de septiembre él se hubiera acordado que dos días después no podrían celebrar juntos. El 25 la hubiera despertado con un beso y un Feliz día. Ella se hubiera ido a trabajar y a media mañana le hubiera llegado un ramo de flores con una tarjeta. El día hubiera transcurrido normal y en la noche, a su encuentro él le hubiera propuesto algún plan para el día siguiente en vista de que no se verían esa noche.

En un mundo paralelo la iniciativa de él no estuvo demás.
En un mundo paralelo este post no existiría.

2 comentarios:

krolita dijo...

Suele suceder... a nosotras nos ha pasado full veces y ha sido mutuo olvido :(

Lenin XD dijo...

Ouch!

 

Copyright 2010 nat.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.